Amnistía, euríbor, fentanilo o ultrafalso, entre las candidatas a palabra del año 2023 de la FundeuRAE | Cultura

Muchas duelen. Otras encienden. Todas, eso sí, se han repetido a menudo a lo largo de los últimos 12 meses. Amnistía, ecosilencio, euríbor, FANI, fediverso, fentanilo, guerra, humanitario, macroincendio, polarización, seísmo y ultrafalso son las candidatas a palabra del año 2023 anunciadas este viernes por la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), promovida por la Real Academia Española y la Agencia Efe. Lo cual permite a cada cual elegir su favorita, a la espera de que se informe, el 27 de diciembre, de la ganadora. Pero, a la vez, la selección puede aprovecharse para trazar un balance de qué año ha sido. Complejo e incierto, cuando menos, a juzgar por los 12 términos.

Cada año, la fundación elige estos términos en función “de dos criterios fundamentales. En primer lugar, se tiene en cuenta su presencia en los medios de comunicación, así como en el debate social en el mundo hispanohablante. En segundo lugar, se valora que estas voces tengan algún interés desde el punto de vista lingüístico: una formación curiosa, un significado o una escritura que genera dudas entre los hablantes…”, como recoge el comunicado de la organización. Las ganadoras a lo largo de la última década fueron escrache (2013), selfi (2014), refugiado (2015), populismo(2016), aporofobia (2017), microplástico (2018), los emojis (2019), confinamiento (2020), vacuna (2021) e inteligencia artificial (2022).

“Aunque los temas a los que aluden son muy variados, se repiten especialmente los términos relacionados con el medioambiente, la política y la tecnología”, señala un comunicado de la FundeuRAE que, a continuación, analiza cada uno de los términos nominados, en riguroso orden alfabético, además de aclarar los que no resulten tan fácilmente comprensibles. Porque la inclusión de amnistía, euríbor, polarización, humanitario, guerra, fentanilo, seísmo o macroincendio se explica sola, tanto que esas palabras siguen dominando debates políticos y dramas económicos, ambientales o callejeros. Otras de las seleccionadas, sin embargo, pueden resultar menos evidentes para el lector, de ahí que la organización profundice en su significado.

“Ecosilencio”, por ejemplo, “es una alternativa adecuada al extranjerismo greenhushing, que se ha extendido para referirse al ocultamiento de información sobre el cuidado del medioambiente”. FANI (fenómeno anómalo no identificado) es el nuevo acrónimo para referirse a los ovnis. Fediverso combina federación, diverso y universo para aludir a redes sociales que se han federado para que el usuario pueda utilizarlas como una sola red. Y ultrafalso “(alternativa al extranjerismo deepfake) alude a los sistemas informáticos que, con técnicas de inteligencia artificial, crean vídeos, fotografías o audios manipulados muy realistas que pueden conseguir engañar a la audiencia”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO