viernes, mayo 24

Taylor Swift suspende su segundo concierto en Brasil tras la muerte de una fan en el primero por el calor extremo | Cultura

La cantante Taylor Swift ha decidido aplazar su segundo concierto en Río de Janeiro,  previsto para la noche de este sábado, debido a las altas temperaturas, y un día después de que el calor extremo provocara la muerte de una fan de 23 años durante la primera actuación de la artista en la ciudad. El anuncio llegó cuando caía la tarde, y muchos de los seguidores ya estaban dentro del estadio tras soportar las horas centrales del día haciendo cola bajo el sol: “Tomamos la decisión de aplazar el show de esta noche debido a las temperaturas extremas en Río. La seguridad y el bienestar de mis fans, colegas artistas y equipo técnico deben estar y estarán en primer lugar”, escribió la cantante en sus redes sociales. También hubo un aviso por megafonía que fue recibido con abucheos.

Swift aseguró haber tomado la decisión en el último momento, cuando ya estaba en el camerino preparándose para salir al escenario. La ciudad registró 42,5 grados a lo largo de la tarde, la temperatura más alta en lo que va de año. En princípio, el concierto se ha pospuesto para el lunes, y serán válidas las mismas entradas.

El aplazamiento del concierto se produce en medio de la fuerte conmoción causada por la muerte de una seguidora en el primer concierto, que también estuvo marcado por un calor sofocante. La fan, Ana Clara Benevides, una estudiante de psicología de 23 años, empezó a sentirse mal al principio del show. Se desmayó y fue atendida allí mismo en un puesto médico, donde intentaron reanimarla sin éxito durante 40 minutos. Después, fue trasladada en ambulancia a un hospital, donde murió de una parada cardiorrespiratoria.

Durante el concierto del viernes, además, hubo algunas restricciones al acceso con botellas de agua dentro del estadio. El público que estaba en las gradas tenía relativa facilidad para comprar agua, a pesar de los altos precios, pero los vendedores apenas podían circular en la pista por las aglomeraciones. La propia cantante llegó a quejarse del calor y paró el concierto para que su equipo repartiera agua a los seguidores que estaban en las primeras filas.

Más de 60.000 personas abarrotaban el estadio olímpico Nilton Santos, que debido al fuerte calor se convirtió en una olla a presión. Miles de seguidores habían pasado el día entero al sol haciendo cola para asegurarse un buen sitio. El concierto empezó de noche, pero las temperaturas no dieron tregua. Según la amiga que la acompañaba, Daniele Menin, la universitaria se desmayó en la segunda canción, Cruel summer (Verano cruel, en español). Los amigos asociaron su fallecimiento al calor, pero de momento no hay una información oficial sobre el cuadro que provocó la muerte de la estudiante.

El mensaje de bienvenida a Brasil para Taylor Swift en la estatua del Cristo Redentor.
El mensaje de bienvenida a Brasil para Taylor Swift en la estatua del Cristo Redentor.Bruna Prado (AP)

Brasil vive estos días una ola de calor que provocó el estado de emergencia a más de 1.400 ciudades, una situación agravada por los efectos de El Niño y por el calentamiento global. En Río, la elevada humedad hace que la sensación térmica real haya llegado a picos de 58 grados. Durante el concierto de Swift, que duró tres horas y media, cientos de personas tuvieron que ser atendidas por deshidratación y desmayos. La organización todavía no ha facilitado un balance de atenciones médicas realizadas. Según la prensa local, fueron cerca de 1.000.

Pocos después del espectáculo, la cantante informó a través de sus redes sociales del fallecimiento de su seguidora: “No puedo creer que esté escribiendo estas palabras, pero con el corazón partido digo que perdimos una fan esta noche”. La estadounidense confesó estar “devastada” y avisó de que no hablará del tema en los próximos conciertos que aún tiene por delante en Brasil. “El dolor me domina cada vez que intento hablar sobre esto. Quiero decir que siento esta pérdida profundamente y que mi corazón roto está con su familia y amigos. Esta es la última cosa que pensé que podría pasar cuando decidimos traer este tour a Brasil”.

La muerte de la fan está generando una ola de críticas a la empresa promotora, T4F, que en un escueto comunicado lamentó la muerte, pero no anunció medidas preventivas para los próximos conciertos. El Gobierno, a través del ministro de Justicia, Flávio Dino, prometió una investigación sobre la dificultad en el acceso al agua y la publicación de normas de emergencia para garantizar que el público pueda hidratarse debidamente en este tipo de espectáculos. “Es inaceptable que personas sufran, se desmayen y hasta mueran por falta de acceso a agua”, publicó en X, antes Twitter. El alcalde de Río, Eduardo Paes, anunció que pedirá responsabilidades a la producción, y prometió un aumento de brigadistas y ambulancias en los próximos conciertos, para los que también están previstas altas temperaturas.

La cantante aún tiene por delante otros dos conciertos de su The Eras Tour en Río, el sábado y el domingo. Tras una pequeña pausa, los días 24 y 26 de noviembre llevará su show a São Paulo. Todas las citas agotaron entradas hace tiempo. Su primera aparición en Brasil tras 11 años de ausencia desató la locura de sus seguidores, que incluso se movilizaron para que se proyectara un mensaje de bienvenida a Brasil en su honor en la estatua del Cristo Redentor. El párroco responsable del monumento accedió a cambio de que los fans lograran recaudar agua y alimentos para los más necesitados. Superaron el desafío con creces y Swift dijo en el escenario que era lo más bonito que alguien había hecho por ella.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO