Vox consigue su objetivo: acabar con el festival Periferias de Huesca, referente de la cultura contemporánea desde hace 23 años | Cultura

Hace poco más de un mes, Lorena Orduna, alcaldesa de Huesca del PP, inauguraba la edición 2023 del festival Periferias. Lo hacía con el orgullo que tiene la mayoría de los vecinos de la ciudad aragonesa por esta cita: un referente nacional de la cultura contemporánea por donde han pasado Enrique Morente, Niño de Elche, Paco Ibáñez, Antony and The Johnson, Sugarhill Gang, Vladislav Delay, Waterboys, The Human League, Lee Scratch Perry, Arto Lindsay o Sun Ra Arkestra, por citar unos pocos. Ha pasado muy poco tiempo desde esa inauguración (el 20 de octubre), pero han cambiado muchas cosas: el festival no se celebrará en 2024. ¿El motivo? Una exigencia de Vox para apoyar con sus dos concejales los presupuestos del PP en la ciudad.

“Esto es el fin de una era para la cultura de la ciudad”, dice a este periódico, y totalmente compungido, Luis Lles, director del festival desde su primer año, 2000, hasta 2020. “Ya lo avisó Vox y lo ha cumplido. Se han cargado un referente en la cultura vanguardista de este país. Para una ciudad pequeña como Huesca, de unos 50.000 habitantes, tener Periferias era un lujo. Se ve que a ese partido no le gusta un festival que apueste por la libertad creativa”.

El partido de Santiago Abascal llevaba desde el verano advirtiendo: “Vox Huesca no tiene líneas rojas, pero sí líneas verdes. Una de ellas es el festival Periferias, que solo sirve para regar a culturetas progres con cientos de miles de euros. Quien quiera gobernar con nosotros, deberá poner fin a este despilfarro”. Luis Lles informa que en los 20 años bajo su dirección ha incluido en la programación a artistas de diferentes ideologías y que la muestra ha convivido sin problemas con alcaldes del PP, “hasta que ha llegado Vox”.

El presupuesto de los últimos años de Periferias era de unos 120.000, la mitad de ellos proporcionados por el Ayuntamiento. La otra mitad llegaba de las aportaciones del Ministerio de Cultura, empresas privadas o de lo generado en la taquilla. Tenía una media de entre 7.000 y 10.000 visitantes cada año (en una ciudad de 50.000 habitantes). “Calculo que en 25 años han podido asistir unas 200.000 personas”, señala Lles, que dice sentir “cierto orgullo” al ver que Periferias es tan importante como para ponerlo como condición para el partido de extrema derecha.

Periferias es un festival temático y multidisciplinar. Cada año se dedica a un tema distinto: exilios, cosmos, agit prop, versión, fiesta, tierra, futuro, outsider, horror, nueva comedia, fake, raíces, estados alterados,…. Este año se ha dedicado a la cultura gitana.

El Ayuntamiento estudia ahora para sustituir a Periferias “un festival de la juventud basado en la participación ciudadana, que aún no tiene nombre, enfocado a un segmento de 14 a 25 años, con actos en una semana y también espaciados a lo largo del año”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO