Cronología del vertido de ‘pellets’: de la pérdida de contenedores en Portugal a la emergencia en la costa norte de España | Medio Ambiente

La marea de plástico que afecta a Galicia, Asturias y Cantabria se produce a consecuencia de un accidente en alta mar hace ahora un mes, cuando el 8 de diciembre el buque Toconao, con bandera de Liberia, perdió seis contenedores frente a las costas de Portugal. Esta es la cronología de lo sucedido desde entonces.

8 de diciembre

El buque Toconao había salido del puerto andaluz de Algeciras el 5 de diciembre con destino Róterdam, en Países Bajos, y perdió los seis contenedores de su carga tres días después, cuando estaba a 80 kilómetros de Viana do Castelo (Portugal). Uno de esos contenedores llevaba en su interior mil sacos de 25 kilos de pellets de plástico. “Ningún miembro de la tripulación resultó herido y el buque pudo continuar su viaje. El incidente se notificó a la Guardia Costera y se está investigando la causa de la pérdida”, explica la naviera Maersk, encargada del transporte del granulado en el buque fletado, el Toconao.

La Dirección General de Recursos Naturales, Seguridad y Servicios Marítimos de Portugal emitió un informe en la misma madrugada del 8 de diciembre informando del accidente y de la pérdida de seis contenedores frente a las costas de Viana do Castelo, una información que se trasladó, además de a las autoridades portuguesas, a la Agencia Europea de Seguridad Marítima y a las autoridades españolas, según Europa Press, que asegura haber accedido al documento.

13 de diciembre

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Se empiezan a avistar los primeros pellets en las playas gallegas. Tras la pérdida de los contenedores, el 112 Galicia comunica a Salvamento Marítimo la llamada de un particular que ha encontrado un saco con plásticos en la playa de Espiñeirido (A Coruña).

20 de diciembre

El abogado de los armadores del buque Toconao reconoce el accidente al Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo. Explica que han contratado técnicos especializados para el seguimiento del vertido, se ofrecen a pagar el coste de las labores de limpieza y aseguran su colaboración.

26 de diciembre

La asociación ambiental Noia Limpa alerta en redes sociales de la aparición de “bolitas de plástico” que llegan a las costas gallegas, principalmente a la ría de Muros y Noia, y refiere la existencia de sacos de pellets que llevan el nombre de Bedeko Europe, una empresa polaca. Contactada por este periódico, esta compañía responde que “este asunto concierne a la compañía Maersk, que perdió cargamentos durante una tormenta, incluido un contenedor con granulado perteneciente a un fabricante indio, el propietario de los productos”. Posteriormente, los análisis encargados por la Xunta sobre la ficha técnica del material mostrarán que la firma comercial de los pellets es Coraplast, una compañía india que está relacionada con el grupo Bedeko, como puede comprobarse en la web de la empresa polaca.

30 de diciembre

La asociación Noia Limpa informa de la recogida de 52 sacos de pellets en la ría de Muros y Noia y alerta de la aparición de otras bolsas sueltas en otras playas.

3 de enero

La Delegación del Gobierno tiene constancia de la llegada de pellets al municipio de Muros.

4 de enero

El abogado de los armadores del buque Toconao estima que el contenedor accidentado alberga alrededor de 1.000 sacos de pellets e informa de que no tiene constancia de si estos se han hundido o no, por lo que desconoce la cantidad exacta.

5 de enero

La Delegación del Gobierno en Galicia recibe la comunicación de la Xunta de la activación del Plan Territorial de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Galicia en fase de emergencia, el nivel mínimo en una escala de cuatro. Hasta el 5 de enero los municipios costeros afectados son Ribeira, Porto do Son y Muros, según la Delegación del Gobierno en Galicia.

Las conversaciones entre el servicio gallego de emergencias 112 y Salvamento Marítimo, del 13 de diciembre, ponen en duda las afirmaciones del presidente gallego, Alfonso Rueda, que argumentó que nadie les avisó de lo sucedido hasta el 3 de enero y que por eso Galicia no activó el plan anticontaminación hasta dos días después, el 5 de enero.

6 y 7 de enero

Empiezan a aparecer más sacos de pellets en el norte de Galicia, hasta A Coruña y Oleiros, y más al sur, hasta la ría de Vigo. Cientos de personas se lanzan a las playas para luchar contra la marea de plásticos.

La Xunta acusa al Gobierno central de no activar el Plan de Emergencias, y desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez se explica que, para que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico pueda actuar, de acuerdo con lo dispuesto en el Sistema Nacional de Respuesta, debe en primer lugar declararse el nivel 2 de emergencia y la Xunta debe solicitar formalmente la ayuda de medios del Estado.

8 de enero

La Demarcación de Costas contacta con los ayuntamientos afectados para conocer las actuaciones que se están llevando a cabo. El Gobierno de Asturias activa el Plan Territorial de Contingencias por Contaminación Marina Accidental del Principado ante la presencia de pellets en varias playas del litoral occidental asturiano. El presidente del Ejecutivo gallego, Alfonso Rueda, asegura que su departamento no cuenta con la información necesaria para considerar el nivel 2 de alerta por el vertido.

Por otra parte, la unidad especializada en Medio Ambiente de la Fiscalía General del Estado inicia una investigación sobre este vertido de pellets de plástico en las costas gallegas.

9 de enero

Galicia rectifica, sigue la estela del Principado de Asturias y activa el nivel 2 de alerta por el vertido de pellets que ha llegado a sus costas, con lo que podrá recibir ayuda de la Administración General del Estado.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, se ha pronunciado este martes sobre la crisis, y ha defendido la no toxicidad del material, según los análisis de la Xunta, aunque la Fiscalía de Medio Ambiente considera que los materiales “presentan indicios de toxicidad” y “no son biodegradables”. “De momento parece ser que los análisis a los que se ha sometido dicen que no son tóxicas [las bolitas de microplásticos], pero eso les corresponde a las personas que hacen ese tipo de análisis”, ha considerado Feijóo en una entrevista.

Cantabria también activa el nivel 2 de su Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil, solo unas horas después de confirmar la llegada de pellets a varias playas.

El País Vasco ha activado su plan de alerta, lo hizo en previsión de que los microplásticos procedentes del Toconao pudieran llegar a sus costas. En la tarde de este martes, informó de que estaban analizando si unos pellets recogidos en una playa de Bizkaia proceden de este mismo buque.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_