El Papa denuncia la violencia contra las mujeres y reclama más “espacio” para ellas en la Iglesia | Sociedad

El papa Francisco ha denunciado la violencia contra las mujeres en la misa del día de Año Nuevo, y ha defendido que la Iglesia debe darle más espacio a ellas y “redescubrir su rostro femenino”. “Quien lastima a una mujer profana a Dios, nacido de mujer”, condenó Bergoglio. Y recordó: “Toda sociedad necesita acoger el don de la mujer, de cada mujer: respetarla, cuidarla, valorarla”.

El día 1 de enero el cristianismo dedica el día a la Virgen, por eso el Pontífice abrió el año con una misa en la basílica en la que ensalzó el papel de María y de la mujer en la Iglesia. Francisco hizo referencia en su discurso a textos papales, como la encíclica Lumen gentium (1964) que Pablo VI escribió en el revolucionario Concilio Vaticano II, y señaló que “la Iglesia necesita de María para redescubrir su propio rostro femenino, para asemejarse más a ella que, como mujer, Virgen y Madre, representa su modelo y su figura perfecta; para dar espacio a las mujeres y para ser generativa a través de una pastoral hecha de cuidado y solicitud, de paciencia y valentía materna”.

El Pontífice habló también del resto del mundo durante la misa solemne y ante la plana mayor de la curia romana, otras autoridades y los miles de fieles congregados en el templo: “También el mundo necesita mirar a las madres y a las mujeres para encontrar la paz, para escapar de las espirales de violencia y odio, y volver a tener miradas humanas y corazones que ven”.

“Nuestro tiempo, vacío de paz, necesita de una Madre que vuelva a reunir a la familia humana. Miremos a María para ser constructores de unidad”, insistió Francisco.

El papa Francisco, durante el rezo del Ángelus desde el Palacio Apostólico Vaticano, este lunes.
El papa Francisco, durante el rezo del Ángelus desde el Palacio Apostólico Vaticano, este lunes.REMO CASILLI (REUTERS)

Durante su pontificado, Francisco ha dado pasos para ampliar las responsabilidades de la mujer en la Iglesia y ha nombrado a varias mujeres en puestos de dirección en la curia. Por ejemplo, la religiosa italiana Alessandra Smerilli fue nombrada en 2021 subsecretaria del dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, el cargo más alto ocupado por una mujer en la Santa Sede.

Este año además se ha celebrado la asamblea del primer sínodo de la Iglesia en el que las mujeres y los laicos tienen derecho a voto. El encuentro concluyó con un documento que reclama más puestos de poder para ellas y con el compromiso de presentar en un año conclusiones sobre el diaconado femenino.

Violencia y feminicidios

Francisco ha denunciado la violencia contra las mujeres numerosas veces, pero en esta ocasión en Italia se ha acogido de una forma particular, ya que en este momento el país se encuentra en pleno examen de conciencia sobre cómo neutralizar una arraigada cultura machista que en ocasiones desemboca en feminicidios. El brutal asesinato de una universitaria de 22 años a manos de su expareja ha activado una insólita toma de conciencia en la sociedad. El crimen ha provocado protestas en todo el país y ha abierto el debate sobre la necesidad de legislar y poner en marcha iniciativas en las escuelas para atajar la violencia machista.

Según el Ministerio del Interior italiano, más de un centenar de mujeres fueron asesinadas en 2023, de ellas, 96 a manos de su pareja o expareja. El feminicidio se ha convertido en una palabra habitual en los titulares de los periódicos los últimos meses.

Asistentes durante el rezo del Ángelus, este en la plaza de San Pedro en el Vaticano.
Asistentes durante el rezo del Ángelus, este en la plaza de San Pedro en el Vaticano. VATICAN MEDIA (via REUTERS)

En Italia se vive un clima de concienciación también favorecido indirectamente por el estreno de la comedia dramática C’è ancora domani, sobre la emancipación de las mujeres y el sufragio femenino en el año 1946. La cinta va camino de convertirse en la película más vista de la historia del país y ya se utiliza como herramienta didáctica en las escuelas de todo el país.

La Iglesia celebra en Año Nuevo desde 1967 también la Jornada Mundial de la Paz. El Papa publica algunas semanas antes un mensaje especial para este día, que en esta ocasión abordaba los riesgos de la inteligencia artificial. “La inteligencia artificial debe ser entendida como una galaxia de realidades distintas y no podemos presumir a priori que su desarrollo aporte una contribución benéfica al futuro de la humanidad y a la paz entre los pueblos. Tal resultado positivo sólo será posible si somos capaces de actuar de forma responsable”, señaló el Pontífice. Según Francisco, los progresos tecnológicos y científicos están permitiendo “un control sobre la realidad nunca visto hasta ahora” y “poniendo en las manos del hombre una vasta gama de posibilidades, algunas de las cuales representan un riesgo para la supervivencia humana y un peligro para la casa común”.