Guerra abierta entre Roca Rey y Daniel Luque con acusaciones de vetos por problemas personales | Cultura

Andrés Roca Rey y Daniel Luque, dos de los toreros más interesantes del escalafón actual, son los protagonistas de una encendida polémica por el supuesto veto del diestro peruano para que el sevillano no figure en el cartel del próximo Domingo de Resurrección en Sevilla. El asunto viene de lejos, motivado, al parecer, por problemas personales entre ambos, aunque ha alcanzado ahora ribetes de guerra abierta, de modo que Roberto Domínguez, apoderado de Roca, ha emitido un comunicado en el que desmiente los vetos, y Juan Bautista, representante de Luque, insiste en la actitud prohibitiva del diestro peruano.

Roca Rey ya habló en mayo pasado sobre este asunto en una entrevista en Abc, en la que acusaba a Luque de faltar el respeto a los compañeros. “Es un gran torero y lo admiro”, afirmaba, “pero no quiero estar con alguien irrespetuoso en un patio de cuadrillas”.

Aunque no hubo respuesta de Luque, lo cierto es que las relaciones entre ambos no se han suavizado, no se han visto en el ruedo durante la pasada temporada, y la polémica se ha encendido con motivo de las negociaciones del cartel inaugural de la temporada sevillana. Daniel Luque fue uno de los triunfadores más relevantes del pasado año en La Maestranza y, sobre el papel, se había ganado su inclusión en la tarde más importante del abono sevillano junto a Morante y el propio Roca; pero parece que no será posible, y todas las miradas se posan en el peruano, que habría hecho valer su condición de primera figura para no encontrarse con su compañero en el patio de cuadrillas.

A cambio, el empresario sevillano, Ramón Valencia, habría ofrecido a Luque cuatro corridas en el abono, tres de ellas en abril y otra en San Miguel, que el torero habría aceptado.

No obstante, la disputa está en la calle, y Roberto Domínguez se ha visto obligado a emitir un comunicado en el que desmiente el supuesto veto, admite que existen problemas personales entre los dos toreros, pero no aclara lo que ha ocurrido en el despacho de la empresa Pagés, que gestiona La Maestranza, ni en otras plazas.

Domínguez se limita a afirmar que “Andrés Roca Rey no es responsable de que Daniel Luque no esté anunciado en plazas como Olivenza, Valencia, Castellón o Illescas”. “No existe veto por nuestra parte para que Daniel Luque participe en las ferias”, añade; “la enemistad personal la deben resolver ellos dos; mientras tanto, nadie puede obligar a un torero a estar donde no quiere”.

Daniel Luque, a la izquierda, junto a su apoderado, Juan Bautista, en los pasados Sanfermines.
Daniel Luque, a la izquierda, junto a su apoderado, Juan Bautista, en los pasados Sanfermines.Mundotoro

Por su parte, Juan Bautista, apoderado de Luque, afirma categóricamente que “Andrés Roca Rey tiene vetado a Daniel Luque de sus carteles”; y añade que “no es justo culpar a los empresarios de no contar con Luque de las ferias cuando la realidad es otra bien distinta; el veto de Roca a Luque deja a las empresas sin margen de maniobra y mucho más en ferias de pocos festejos o en carteles sueltos como es el Domingo de Resurrección”. “¿Por qué Luque no torea el Domingo de Resurrección en Sevilla?”, termina.

De cualquier modo, el propio Bautista adelanta que la disputa podría tener un final inminente, pues Luque se ha puesto en contacto con su compañero para proponerle un encuentro personal que Roca Rey habría aceptado.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO