lunes, julio 22

Indignación en Turquía por permitir la huida del hijo del presidente de Somalia tras un atropello mortal | Internacional

La huida de Turquía de Mohamed H. S. Mohamud, hijo del presidente de Somalia, tras causar en un atropello la muerte de un repartidor que circulaba en motocicleta en una autovía de Estambul ha despertado indignación en el país después de que se hiciese público que los agentes de policía trataron, en un primer momento, de encubrir al presunto culpable. Durante el fin de semana, cientos de empleados de reparto en moto se han manifestado en las calles de Estambul y frente a los tribunales para protestar y pedir justicia para su compañero y el procesamiento del hijo del mandatario somalí.

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de noviembre, a plena luz del día, cuando un vehículo del consulado de Somalia arrolló a un repartidor de 38 años que transitaba por una autovía de varios carriles del centro de Estambul. En las imágenes de una cámara de tráfico que recogió el accidente, se percibe cómo el motorista reduce la velocidad en el carril derecho, que da paso a una rampa de salida, mientras que el vehículo no hace lo mismo y golpea a la moto por detrás. El motorista, Yunus Emre Göçer, resultó gravemente herido y falleció en el hospital seis días después.

Los agentes de tráfico tomaron declaración al conductor del vehículo, de 40 años, que resultó ser el hijo de Hasan Sheikh Mohamud, presidente de Somalia desde el año pasado, tras haber ocupado el puesto anteriormente entre 2012 y 2017. Según informó el canal de televisión turco Kanal D, Mohamed Mohamud alegó en su declaración que el motorista “no llevaba casco”, “frenó de golpe y giró a la derecha” y que él mismo pisó el freno, pero no pudo detener el coche a tiempo. Los agentes dieron por buena su declaración, pese a que en las imágenes de tráfico se percibe un desarrollo diferente del accidente. El vástago del presidente somalí quedó libre sin cargos. El pasado día 2 abandonó Turquía en avión.

Öznur Göçer, esposa de la víctima, aseguró que la policía le llegó a decir que su marido se había suicidado. “Hasta que se hicieron públicas las imágenes [del accidente], la policía mantenía que mi marido se había suicidado. Si los compañeros repartidores de mi marido y la opinión pública no hubieran presionado, quizás habrían cerrado el caso como suicidio”, afirmó en una entrevista con el diario Cumhuriyet. Un informe de expertos solicitado por el abogado de Göçer sostiene que el responsable del accidente es el hijo del presidente somalí.

Varios dirigentes de la oposición de centroizquierda, empezando por el alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu, han publicado las imágenes y pedido explicaciones al Gobierno. Esto ha llevado a la Fiscalía a emitir una orden internacional de detención contra Mohamed Mohamud.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

La situación es delicada para el Gobierno turco, que mantiene estrechas relaciones con el de Somalia. En la última década, mediante su ayuda a la cooperación, Turquía se ha convertido en el principal sostén del país africano, empobrecido tras décadas de guerra civil y de conflicto contra milicias islamistas radicales. Varios de estos proyectos han sido inaugurados personalmente por el presidente Mohamud y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, incluido un complejo hospitalario bautizado en honor al mandatario turco. A cambio, empresas turcas han recibido contratos para reconstruir la infraestructura del país y se ha establecido una gran base militar turca en Mogadiscio que sirve para entrenar a las Fuerzas Armadas somalíes e incrementar la influencia turca en el Cuerno de África.

Tras varios días negándose a contestar las preguntas de la prensa sobre el caso, el titular de Justicia turco, Yilmaz Tunç, ha asegurado este lunes en la red social X que su ministerio seguirá “atentamente” la investigación para esclarecer responsabilidades y asegurarse que se respetan los derechos del motorista fallecido. “Tengo una hija de 15 años en el instituto y un hijo de ocho años con autismo […] Y ese hombre pudo escapar libremente porque la policía hizo un informe incorrecto. Las autoridades me dicen que se hará lo necesario, pero no estoy segura”, ha denunciado la mujer del repartidor.

Por si fuera poco, este domingo se produjo otro incidente similar. Un vehículo conducido por el hijo de un exministro yemení atropelló a una anciana de 71 años en una estrecha calle de un céntrico barrio de Estambul. La mujer cayó al suelo y se golpeó en la cabeza, por lo que está ingresada en estado grave. El conductor, Musaed Husein ―que viajaba junto a su padre, el exministro yemení Ahmed Musaed Husein―, fue interrogado por la policía y quedó en libertad con cargos. Esta vez sí, se le impuso la prohibición de abandonar el país hasta que concluya la investigación.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_