La Junta investiga el origen de restos “puntuales” de ‘pellets’ en la playa de Bolonia, en Cádiz | Medio Ambiente

Es un ritual de cada mañana: hacer los primeros quehaceres del día y bajar a pasear por la inmensa playa de Bolonia (Tarifa). Pero la costumbre, realizada diariamente por una activista que pide anonimato, ha virado en disgusto cuando la mañana de este miércoles ha localizado bolitas de pellets de plástico, similares a las del vertido de Galicia, en la línea de marea del arenal. La mujer ha alertado al Seprona y al servicio de Emergencias 112. Esta última institución ha confirmado, a última hora de esta tarde, que agentes de Medio Ambiente han localizado restos “puntuales” de estos microplásticos y que han tomado muestras para analizar su procedencia. La delegación de la Junta de Andalucía en Cádiz ha asegurado estar cotejando el vertido y si procede del Toconao, el buque que perdió mil sacos de 25 kilos de pellets de plástico frente a las costas de Viana do Castelo (Portugal). Otra región que también está analizando unos pellets encontrados este miércoles en sus playas es Canarias, concretamente en las costas de Bajamar, en Tenerife. Por ello, ya ha activado el Plan Territorial de Protección Civil del archipiélago en prealerta, según ha informado el Gobierno autónomo. “Será importante en los próximos días estar atentos en nuestras costas por la llegada de estas sustancias contaminantes”, apunta el Ejecutivo de las islas, que pide al Consorcio de Seguridad y Emergencias estar atentos y sacar vídeos y fotos, informa María Martín.

“Recojo hilos de pescar y otros plásticos, pero nunca había visto estas bolitas”, ha asegurado la mujer activista en Cádiz, voluntaria de la asociación ecologista Sea Shepherd España, una ONG internacional especializada en la defensa y conservación del medio marino. La activista asegura que los pellets, de una apariencia muy similar a los del vertido que ya afecta a las costas de Galicia, Asturias y Cantabria, se encuentran en los surcos que dejan las líneas de marea en la playa tras la pleamar. “Hay una densidad de cuatro o cinco bolitas por metro, aproximadamente”, asegura la voluntaria a EL PAÍS, que también ha aportado fotografías del hallazgo.

En un primer momento, la mujer ha creído que los pellets eran otro tipo de objetos: “Pensé que conchas más redondas. Cuando he visto lo que era, me he quedado flipando. He pensado que no puede ser, que estamos en Cádiz. No sé si el temporal de poniente (vientos del oeste) que hemos tenido ha podido tener algo que ver”. Ni el Ayuntamiento de Tarifa, ni la Junta de Andalucía tenían constancia de la presencia de estos compuestos en las playas del Estrecho. Fuentes de la Dirección General de Marina Mercante, que está implicada en la investigación del suceso de Galicia, tampoco tenían constancia del hallazgo en Tarifa y aseguran que las bolitas aparecidas en el sur “pueden ser o no” del barco siniestrado. “Que haya micro plásticos en el mar (o pellets) no significa que tengan por origen del buque Toconao”.

La mujer ha dado el aviso de su hallazgo tanto a Emergencias 112 como al Seprona del puesto de la Guardia Civil en Tarifa. “También he recogido algunas muestras para que las analicen”, apunta la mujer. La Delegación en Cádiz de la Junta de Andalucía confirma haber registrado esa llamada de alerta y se encuentra ahora mismo investigando el alcance de la llegada de pellets y su procedencia: “Ahora mismo lo que [los técnicos] van a hacer comprobar lo que es, pero no pueden decir si se trata de lo de Galicia o no o si es otra cosa”. Pasadas las 19.30 fuentes de Emergencias 112 han confirmado la localización de rastros puntuales de estas bolitas de plástico en la zona de la laguna más cercana a la gran duna de Bolonia. Los agentes de Medio Ambiente se han llevado muestras para su análisis y desde Emergencias aseguran que han reforzado la vigilancia de las costas de Cádiz y Huelva para averiguar si aparecen más rastros.

La confirmación de Emergencias 112, dependiente de la Junta de Andalucía, se ha producido casi diez horas después de que la activista diese el primer aviso y de que, por la mañana, acudiese una patrulla de la Guardia Civil que, tras revisar la zona, afirmaba haber cerrado la incidencia al no observar “nada anormal”, según explicaron desde la Junta en Cádiz. Pese a todo, la Administración andaluza mantiene sus pesquisas abiertas y envió a técnicos a la zona para inspeccionar, que son los que han acabado localizando los restos. Además de la alerta de la mujer, otro usuario que se encontraba en la misma playa confirmó también a EL PAÍS haber divisado una mayor concentración de microplásticos que en otras ocasiones y ha recogido algunas de estas bolas. “No es mucha cantidad, pero hay”, explica el vecino, que también las ha localizado en la línea que deja la marea tras la pleamar.

El Toconao perdió los mil sacos de pellets a 80 kilómetros de las costas de Viana do Castelo (Portugal) el pasado 8 de diciembre, tras sufrir una pérdida de seis contenedores. El buque mercante, con bandera de Liberia, partió del puerto de Algeciras el pasado 5 de diciembre con destino al puerto de Róterdam, en Países Bajos. No fue hasta el pasado 13 de diciembre cuando se avistaron los primeros sacos y restos de pellets en una playa gallega, concretamente en la de Espiñeirido (A Coruña). Hasta este 9 de enero, la Xunta de Galicia no ha elevado el nivel de alerta del 1 al 2, con el que ya puede recibir ayuda del Estado en la contención de los microplásticos. Por ahora, ya han notificado la llegada de pellets, además de diversas playas de Galicia, arenales de Asturias, Cantabria y País Vasco.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_